El artista surrealista español, Salvador Dalí, pintó hace décadas un retrato del compositor alemán Ludwig van Beethoven con tinta de calamar vivo, una obra que podrá contemplarse próximamente por primera vez en Alemania.

Este 16 de febrero abrirá sus puertas la exposición «Salvador Dalí y Hans Arp. El nacimiento de la memoria«, en el Museo Arp en Remagen, a orillas del Rin.

Según indicó el museo, la muestra sacará a la luz los lazos entre ambos artistas, y también con el compositor, en el año en que se celebra el 250 aniversario de su nacimiento. Además, añadió que Dalí estaba fascinado por Beethoven, un hecho que es prácticamente desconocido. El museo dio a conocer que en 1929 Dalí y el francoalemán, Hans Arp, se reunieron en París, donde durante una década participaron conjuntamente en numerosas exposiciones.

Los organizadores explicaron que la nueva muestra refleja el intensivo diálogo entre ambos artistas en la fase surrealista.

Desde el museo se adelantó que se cruzarán obras del pintor español como «Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes del despertar» (1944) y «La metamorfosis de Narciso» (1937) con los relieves surrealistas en madera de Arp.

Al mismo tiempo, como una prolongación temporal del surrealismo hasta la actualidad, el museo presentará en paralelo a la muestra Dalí-Arp, una exhibición sobre el pintor berlinés, Jonas Burgert.

Este artista creó expresamente nuevas monumentales pinturas y esculturas, «repletas de contrastes y misterios, atemporales y simbólicas», se indicó. Ambas exposiciones podrán visitarse hasta el 16 de agosto.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

7 + siete =