(CNN) — Cuando el artista chino Ai Weiwei inaugure su nueva exposición en abril, los visitantes se encontrarán con una escena familiar en el Museo del Diseño de Londres: los famosos nenúfares de Claude Monet. Pero en lugar de estar compuesta por pinceladas impresionistas del pintor francés, la monumental recreación está hecha con 650.000 piezas de Lego en 22 colores diferentes.

Titulada «Water Lillies #1», esta obra de casi 15 metros de ancho es, según el museo, la mayor obra de Lego jamás realizada por Ai.

Ai Weiwei

Ai Weiwei Crédito: Rick Pushinsky

La versión de Ai Weiwei representa los idílicos estanques de nenúfares de la casa de Monet en Giverny, pero incluye, en el extremo derecho, un «portal oscuro» que alude a la infancia de Ai en la región china de Xinjiang. El parche de Legos oscuros representa la puerta de una cueva subterránea donde el artista vivió con su padre en el exilio durante la década de 1960, según un comunicado de prensa del museo.

«En ‘Water Lillies #1’ integro la pintura impresionista de Monet, que evoca el zen en Oriente, y experiencias concretas de mi padre y mías en un lenguaje digitalizado y pixelado», dijo Ai en un comunicado. «Los ladrillos de juguete como material, con sus cualidades de solidez y potencial de deconstrucción, reflejan los atributos del lenguaje en nuestra era de rápido desarrollo en la que la conciencia humana se divide constantemente».

ai weiwei monet nenúfares

La recreación de Ai Weiwei de los nenúfares de Monet requirió cientos de miles de piezas de Lego. Crédito: Ela Bialkowska/OKNO studio

Ai ha utilizado diversos materiales en sus instalaciones y obras de arte conceptual, desde cerámica, madera y porcelana hasta cine, fotografía y objetos encontrados. A finales de la década de 2000, el artista y activista añadió las piezas de Lego a su repertorio.

Estas obras coloridas y meticulosas incluyen cientos de retratos de presos políticos y exiliados, creados por Ai para una exposición de 2014. Al año siguiente, el artista saltó a los titulares cuando Lego rechazó la petición de su estudio de hacer pedidos masivos de los ladrillos para un nuevo proyecto, una medida que él calificó de «censura» (la empresa danesa revocó posteriormente su decisión).

Durante la polémica, los fans de Ai y miembros del público le enviaron sus propios bloques de Lego, y estos ladrillos donados también se expondrán en su nueva muestra de Londres en una instalación llamada «Sin título (Incidente Lego)».

ai weiwei lego

La pieza, de casi 15 metros de largo, ocupará toda una pared de la galería del Museo del Diseño de Londres. Crédito: Ela Bialkowska/OKNO studio

La exposición, «Ai Weiwei: Making Sense», incluirá otras instalaciones creadas a escala colosal, incluidos 200.000 bocas de teteras de porcelana de la época de la dinastía Song y miles de fragmentos de las propias esculturas de Ai que fueron destruidas cuando las autoridades de la ciudad de Beijing demolieron su estudio, en 2018.

La escala de las instalaciones de Ai es «inquietante y conmovedora», dijo el comisario jefe del museo, Justin McGuirk, en un comunicado. «Y al tratar de dar sentido a estas obras, el visitante se ve desafiado a pensar sobre lo que valoramos y lo que destruimos».

Sobre «Water Lillies #1», McGuirk dijo: «Por un lado, [Ai Weiwei] la ha personalizado insertando la puerta de su desértica casa de la infancia y, por otro, la ha despersonalizado utilizando un lenguaje industrial de bloques modulares de Lego. Se trata de una obra monumental, compleja y poderosa, y estamos orgullosos de ser el primer museo que la muestra».

«Ai Weiwei: Making Sense» estará disponible en el Museo del Diseño de Londres, Reino Unido, del 7 de abril al 30 de julio.



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dos − 1 =