Mucha gente piensa que el agua de rosas proviene solo de los pétalos de rosa. En realidad, es el líquido residual que se genera cuando los pétalos de rosa, los capullos y los tallos se destilan juntos. El agua de rosas se produce y consume en grandes cantidades en la mayoría de los países árabes, no solo en la cocina, sino también en los cosméticos y perfumes de los países de Oriente Medio.

Anahid Bandari de Ataie, Agua de rosas gastronomía

Para Anahid Bandari de Ataie, el agua de rosas es el ingrediente clave en varios platos de Medio Oriente. El jarabe de agua de rosas, que es la versión más espesa del agua de rosas, se vierte mientras aún está caliente sobre varios postres árabes, como baklava, kataif, kanafeh, awwamaat y macarrones. Muchos dulces árabes obtienen su sabor único debido a esta particular adición. Intensifica el sabor de la miel y le da a los pasteles un sabor deliciosamente floral, que es muy distintivo.

Otro plato típico árabe que utiliza agua de rosas es el balaleet. Este plato se compone de fideos, mantequilla, azúcar, cardamomo triturado y almendras y se suele servir con tortillas para el desayuno los días viernes y otros días festivos.

Contenido

Popularidad del agua de rosas

Es interesante explorar profundamente los usos y la popularidad del agua de rosas en muchas partes del mundo árabe. Esto incluye lugares como Egipto, Arabia Saudita y Omán. El agua de rosas está hecha específicamente de Arabia Saudita. A las afueras de La Meca, en la ciudad de Taif, hay valles y montañas con rosas en flor aptas para la producción de agua de rosas.

Taif produce el agua de rosas y la envía a todo el mundo para su consumo. Sin embargo, lo más importante es que la Ciudad de las Rosas, como se conoce a Taif, envía su agua de rosas para que se use en la limpieza de las puertas de Kaba y el área del haram. Esto se está volviendo más común en los últimos años a medida que Taif refina y aumenta su producción de agua de rosas.

Anahid Bandari de Ataie, Agua de rosas gastronomía

Al igual que Turquía e Irán, el agua de rosas también tiene usos más comunes y diarios en el mundo árabe. Es una gran parte de muchas cocinas en Siria, Líbano, Palestina y Egipto. En el Golfo Arábigo los platos tradicionales como el balaleet también contienen agua de rosas. Es un plato de desayuno popular, que consiste en fideos endulzados con azúcar, cardamomo, agua de rosas y azafrán, y se sirve sobre una tortilla de huevo. También es común ver que se sirve balaleet durante las vacaciones.

También se sirve como bebida gourmet en restaurantes árabes de alta gama en muchos países. También puede verlo servido con bebidas heladas de hibisco, especialmente en el verano. Muchos hogares árabes que usan enfriadores de agua en lugar de agua del grifo o comprada en la tienda seguramente también agregan unas gotas de agua de rosas al enfriador para otorgarle un sabor refrescante y floral al agua.

Otras tradiciones árabes usando agua de rosas

Los árabes son bien conocidos por su hospitalidad tradicional y harán todo lo posible para tratarlo como a la realeza cuando visite su hogar. Una de las costumbres con más encanto es utilizar agua de rosas

Cuando un invitado entra en una casa árabe, lo primero que hace el anfitrión es rociar agua de rosas en sus palmas como una forma de decir ‘bienvenido’. Lo hacen con un rociador de agua de rosas elaboradamente tallado. El agua de rosas se rocía nuevamente sobre las manos después de la comida para eliminar cualquier olor persistente a la comida.

Anahid Bandari de Ataie, Agua de rosas gastronomía

Servir extracto de agua de rosas en la mesa es una de las tradiciones probadas del Ramadán. Durante el mes sagrado del Ramadán, los musulmanes ayunan desde el amanecer hasta el atardecer. Durante ese tiempo no toman ni un sorbo de agua. El primer sorbo que toman durante el día es solo después de que se ha puesto el sol y el agua de rosas sirve como una bebida deliciosamente refrescante para restaurar la hidratación después de un largo día de ayuno. 



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

18 − dos =