Los
últimos días del año suelen ser intensos y, en muchos casos, estresantes:
compras de regalos, organización de eventos y cierre de ciclos, entre otras
actividades, son muy comunes. 

No obstante, estas fechas también nos ofrecen una
oportunidad única como padres, madres y cuidadores para generar y/o fortalecer
vínculos con nuestros hijos e hijas.


“En términos generales, todas las actividades en las que participan los niños
(as) tienen el potencial de transformarse en experiencias de aprendizaje
significativas. El papel del mediador adquiere gran relevancia al motivar y
guiar a los niños en la creación, imaginación de nuevas experiencias o en la
atribución de sentido a lo que están construyendo.

La
temporada navideña no es una excepción; de hecho, es un momento propicio para
consolidar aprendizajes y, aún más importante, inculcar valores fundamentales”,
explica Mónica Lepín, Educadora de párvulos, autora y editora de Caligrafix, la
primera editorial en Chile y América Latina en incorporar realidad aumentada a
su material educativo.

“Durante
la Navidad, los mediadores, por ejemplo, pueden aprovechar la atmósfera festiva
para enriquecer el desarrollo de los niños y niñas, fomentando la creatividad,
la empatía y la comprensión de valores esenciales.

Así,
cada actividad se convierte en una oportunidad única para aprender y crecer,
transformando la temporada navideña en un período en el que los pequeños y
pequeñas no solo se divierten, sino que también internalizan valiosas lecciones
que perdurarán en su desarrollo”, agrega la experta. 

Bajo
este contexto la profesional de Caligrafix comparte las siguientes ideas que
fomentan estos aprendizajes en niños y niñas y que se pueden realizar en casa,
aprovechando las festividades. “Estas actividades no sólo son divertidas, sino
que también brindan oportunidades para aprender importantes valores y
habilidades”, específica. 
 

1-
Decoración navideña

Actividad: Invitar
a los niños y
niñas a participar en la decoración del hogar para
las festividades, esto incluye armar el arbolito navideño, crear decoración
para el árbol, guirnaldas, dibujos u otras manualidades; incluso podemos
cocinar galletas navideñas, eso es muy significativo para ellos

¿Qué
estimulamos con esto?

Creatividad:
Permitirles diseñar y crear sus propias decoraciones fomenta la creatividad.

Colaboración:
Trabajar juntos en la decoración enseña la importancia de trabajar en equipo.

Responsabilidad:
Asignar tareas específicas desarrolla un sentido de responsabilidad.

2-
Cartas o tarjetas de agradecimiento:

Actividad: Hacer
tarjetas navideñas o cartas de agradecimiento para amigos, familiares o incluso
para aquellas personas conocidas para el niño/a que trabajan durante las
festividades. 

¿Qué
fortalecemos con esto?

Empatía:
Reflexionar sobre lo que están agradecidos y expresar gratitud desarrolla la
empatía.

Habilidad
de Escritura: Escribir cartas mejora las habilidades de escritura y
comunicación.

Generosidad:
Enseñarles a mostrar aprecio y reconocimiento fomenta la generosidad.

3-
Cuentacuentos navideños

Actividad: Leer
o inventar historias navideñas antes de acostarse.

Comprensión
Lectora: La lectura mejora la comprensión lectora y la atención.

4.- Valores
Navideños
: Elegir cuentos que transmiten valores como la amistad, la
generosidad y la importancia de compartir. En caligrafix contamos con una bella
historia llamada “La tiza rosada”, donde valores como la valentía y la bondad
se destacan como esenciales. 

Vínculo
Familiar: Compartir este tiempo fortalece los lazos familiares.

Además, y como complemento a las festividades de fin de
año, con el objetivo de dar la bienvenida al inicio de las vacaciones de
verano, Caligrafix ofrece en su catálogo de productos la colección «Verano
de Aventuras» los que “son verdaderamente únicos, ya que no encontrarás
nada similar en el mercado.

Están
diseñados con una variedad de actividades lúdicas y divertidas, centradas en el
juego, ofreciendo a los niños y niñas una manera agradable de repasar lo
aprendido durante el año escolar. Este material va más allá de una simple
revisión; cada página está llena de stickers, juegos, recortables y
manualidades, comenta Mónica”.

“El
propósito principal de estos cuadernos es mantener el interés de los niños y
niñas durante las vacaciones, al mismo tiempo que fomentan la percepción de
tomar un cuaderno o un libro en ese período como algo natural. Similar a cómo
los niños disfrutan viendo una serie o jugando en sus dispositivos, estos
cuadernos ofrecen una alternativa sin estrés ni presión.

 La idea es que, al sumergirse en las
actividades y disfrutar de las ilustraciones, los niños encuentren
enriquecimiento y placer en el aprendizaje, integrando la educación de manera
fluida en su tiempo de ocio”, concluye. 

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

16 − 7 =