El arte cinético en Venezuela ha dejado grandes exponentes, los cuales han dejado el nombre del país en alto. Por ello, le recordamos tres famosos artistas que no solo son venezolanos, sino también han entendido que el cinetismo no es solo movimiento, también es color, es una forma de expresión y de cautivar los sentidos del espectador.

Omar Carreño

Carreño fue un venezolano que se especializó en diversas áreas: fue arquitecto, escultor, pintor y orfebre, es decir, fue un artista integral que gracias a su pasión por el arte dejó un legado imborrable en nuestra historia y cultura.

Las obras de Carreño dan a conocer el sueño de cualquier artista: crear un orden para el mundo. Esta era la promesa en los años cincuenta y sesenta, cuando un grupo de venezolanos cinéticos propusieron influir directamente en el los paisajes a través del arte integrado a la arquitectura, de piezas que se podían toca, voltear, mover e incluso rearmar por medio del juego de la percepción visual, debido a que se obligaba al espectador a moverse, explorar e involucrarse con la obra.

Entre sus muchas exposiciones y éxitos artísticos sobresalen las realizadas en Lausannc Suiza, Galería Marcon IV de Roma, Galería Durban (Caracas), Museo de Bellas Artes (Caracas) y el Museo Español de Arte Contemporáneo.

Carreño era un artista que le gustaba estudiar, analizar y aplicar el arte para integrar al espectador, por lo que entre los años 1967 y 1978 se dedicó a profundizar en el estudio de las posibilidades de la luz artificial integrada a la obra de arte.

Carlos Cruz Diez

Artista plástico venezolano, nacido en la ciudad de Caracas el 17 de agosto de 1923. Durante el año de 1940 y 1945 Cruz Diez estudia en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas, donde coincide con otros grandes artistas plásticos de Venezuela como lo son: Jesús Soto, Narciso Debourg, Mateo Manaure y Alejandro Otero.

Durante su carrera artística tuvo grandes avances durante los años, y muestra de ello fue que para 1946 fue nombrado como director artístico de la agencia de publicidad McCannErickson, hasta el año de 1951, donde comienza a desarrollar la producción plástica en los años que enmarca en un arte con realismo social.

La primera exposición efectuada de manera individual se desarrolló en el año de 1947 dentro del Instituto Venezolano-Americano de Caracas, y tres años más tarde diseña y forma parte del consejo de redacción de la revista Taller, el cual fue editada solo dos números.

Jesús Soto

Junto con Carlos Cruz Diez, fue uno de los principales artistas del cinetismo de Venezuela. Nació en el estado Bolívar, el 5 de junio de 1923, y se dedicó a la investigación espacio-temporal del objeto para así redefinir la función del arte, con la intención de involucrar al espectador con sus obras.

Luego de estudiar Bellas Artes en la Capital Venezolana, se dirigió a París en 1950, donde fue integrante de los Disidentes, un grupo de artistas venezolanos que buscaban renovar las artes plásticas de su país.

En 1955, en París, participó en la exposición grupal “Le mouvement” de la galería Denise René, este fue uno de los eventos que dio comienzo al movimiento del cinestismo en el mundo.

Fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

5 − cuatro =