El Teatro Municipal de Quetzaltenago fue inaugurado el 19 de julio de 1895 y ha sido una de las edificaciones más importantes de toda Guatemala; se ha convertido en el lugar de presentación de miles de artistas nacionales e internacionales ya que su acústica lo ha caracterizado por ser uno de los mejores lugares de presentación en el mundo. Desde el momento de su inauguración, en el teatro se han presentando óperas, pianistas, grupos de teatro, grupos de ballet y muchos artistas más que también disfrutan de la magia neoclásica del edificio.

Teatro Municipal de Quetzltenago

Su majestuosidad es completamente asombrosa, tiene una capacidad de albergar a un aproximado de 1050 personas y posee una estructura que todo teatro tiene con sus salas necesarias, es decir, tiene vestíbulo, taquillas, palcos, salas de recepción, sección de plateas, bar, cabina de luces y sonido, anfiteatro y más.

Además se pueden encontrar grandes piezas de arte en los alrededores del teatro, donde se pueden resaltar las siguientes: una estatua de la diosa griega Artemisa (diosa de la naturaleza y la caza); el busto del famoso poeta Osmundo Arriola que se colocó en 1986 por el cumplimiento del centenario de su muerte; también se encuentra el busto de Alberto Velásquez, imagen esculpida en bronce, como respuesta de la patria a la inmortalidad de su nombre; el busto a la reina indígena como homenaje cultural a Xelajú; y el busto de Jesús Castillo, insigne creador de la música sinfónica Maya-kiché y creador de la primera ópera vernácula.

Según la historia de construcción del Teatro Municipal, este fue edificado con estilo del Renacimiento Francés, sin embargo sufrió varios daños en 1902 a causa de un gran terremoto, a raíz de este hecho se sugirió su demolición. En 1908 fue restaurado en su mayoría con un estilo neoclásico con el que se conoce actualmente. El historiador Francisco Cajas opina sobre el teatro y dice lo siguiente: “El teatro ha sido el escenario de acontecimientos importantes, históricos, políticos, sociales y culturales de la ciudad”.

La artista y administradora del teatro en la actualidad también comenta: “Tenemos el deleite de contar con una joya del siglo XIX. Pocos lugares del planeta tienen la dicha de contar con un teatro como este. El teatro es un espacio de arte, no de distracción, queremos que las personas reconsideren esto.” El pasado 19 de julio se presentó un concierto conmemorativo en nombre del teatro y sus 122 años de historia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciocho − seis =