Con motivo a la celebración de la Bienal de Venecia, muchas personas se han acercado a la metrópoli italiana para disfrutar de lo mejor del arte y, entre las piezas destacadas de esta muestra que toma cada rincón de la ciudad, se halla Support, la obra de Lorenzo Quinn que emerge de las aguas en el Gran Canal.

La pieza colosal consiste en un par de manos que sostienen la fachada del hotel Ca’Sagredo. El artista explicó que su inspiración al crear esta pieza está relacionada no solo con el reto de reproducir una de las partes del cuerpo humano de mayor complejidad anatómica, sino también apuntando a los problemas que aquejan al medio ambiente.

Support estará expuesta hasta el próximo 26 de noviembre. La pieza, que está inscrita en el marco de la 57 edición de La Biennale, apela al poder de las manos del hombre, su fuerza para amar, odiar, crear o destruir.

La razón por la que esta pieza apela a un lenguaje universal, es su directa repercusión con el cambio climático y cómo el deterioro del medio ambiente se refleja en las condiciones de localidades como Venecia, ciudad que se hunde paulatinamente, aún y cuando es un foco cultural de extrema relevancia en Europa.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

16 + veinte =