Franquicias como Star Wars nunca pasan desapercibidas y siempre los seguidores más empedernidos de la saga están dispuestos a pelear hasta por los más mínimos detalles. Una de las polémicas en torno al estreno del Episodio VIII a finales de este año es la cicatriz que surca la cara de Kylo Ren, el sith hijo de la princesa Leia y Han Solo.

En El despertar de la fuerza, durante el enfrentamiento de Kylo Ren y Rey, ella le hiere la cara con un sable de luz, dejándole una pronunciada cicatriz que para por la frente, la nariz, y cubre buena parte de la mejilla. En la nueva imagen del sith para la próxima entrega de Star Wars, vemos que la cicatriz pasa por encima de su ojo.

Los fans no hicieron caso omiso del detalle y recurrieron a las pruebas, usando imágenes de la película que se estrenó en el 2015 para argumentar sus palabras. Rian Johnson, el director que sustituye a J.J. Abrams en Los últimos Jedis, anunció a los fans que la decisión de ajustar la cicatriz fue decisión suya, pues creía ridículo que la herida pasara por un costado de la nariz.

El estreno de la octava entrega de Star Wars está prevista para el 15 de diciembre. Estarán encabezando el elenco Daisy Ridley, John Boyega y Adam Driver, el actor que da vida a Kylo Ren. De los viejos integrantes de la saga tendremos a Mark Hamill y Carrie Fisher participará de la producción, pues ya había dejado grabadas algunas escenas antes de morir.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 × 4 =