En 2018, Marc Benioff, un multimillonario de la tecnología, donó al Museo Bernice Pauahi Bishop en Honolulú una estatua de madera de un dios de la guerra hawaiano que había comprado en una subasta a un precio de alrededor de 7,5 millones de dólares.

La deidad musculosa con gesto furioso, conocida como “The Island Eater” (El come- isla), es la atracción principal de una exposición en Hawai, que explora el papel de la escultura tradicional en la cultura y la sociedad hawaianas.

Benioff, director ejecutivo de la compañía de software Salesforce, dijo en un comunicado en el que anunciaba el regalo, en julio del año pasado, que sentía que la escultura “pertenecía a Hawai, para la educación y beneficio de su gente”.

En la venta en París, la casa de subastas Christie’s dijo que el dios de la guerra de madera tenía alrededor de 200 años de antigüedad. Pero ahora han surgido dudas sobre la edad de la escultura. Algunos expertos internacionales dicen que la pieza podría proceder del siglo XX y valer menos de 5.000 dólares.

Una discrepancia tan amplia en valuación podría ser una preocupación en caso de que Benioff desee deducir la donación en su declaración fiscal, así como para los asistentes al museo que tienen que pagar hasta 24,95 dólares para ver la escultura.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cinco × cuatro =