A menos de una semana de cumplir su 130 aniversario, se conoció que la Torre Eiffel será repintada a brocha luego de soportar las diversas tempestades meteorológicas.

En ese sentido, las autoridades de Francia informaron que el emblemático monumento parisino estará a manos de técnicos especialistas en miras a que se mantenga el color y que ninguna de sus estructuras resulte afectada por la intensa labor.

Asimismo, afirmaron que el repintado de la torre es necesario para combatir la corrosión, los efectos de la polución y los excrementos de las aves en los últimos años.

Los expertos utilizarán técnicas tradicionales y pintarán a mano toda su estructura, ya que se encuentra prohibido usar la típica pistola a distancia.

Este año será la vigésima vez que este monumento será sometido a este tipo de mantenimiento tras su colocación en el centro de París el 15 de mayo de 1889. La última vez que se realizó la labor fue hace 10 años.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

14 − 2 =