La edición número 70 del Festival Internacional de Cine de Cannes cerró sus puertas, premiando con la Palma de Oro la producción The Square del cineasta Ruben Östlund como la mejor creación en la categoría de mejor película. Pedro Almodóvar fue el encargado de presidir el jurado de esta nueva cita con lo mejor de la cinematografía internacional.

The Square es, hasta el momento, la mejor película de Östlund y haberse convertido en el ganador de la Palma de Oro en esta categoría, es un hecho que lo confirma. En la cinta el humor prevalece sobre el horror y la producción se convierte en una crítica mordaz del snobismo que rodea al mundo relacionado con el arte contemporáneo.

Sofia Coppola también consiguió una Palma de Oro en Cannes. En su caso, la hija del prestigioso cineasta Francis Ford Coppola obtuvo el premio a mejor dirección gracias al trabajo que realizó en la producción La seducción. Personajes como Diane Kruger y Joaquin Phoenix obtuvieron el reconocimiento a mejor actriz y actor, respectivamente, por sus interpretaciones en Aus dem Nichts y You Were Never Really Here.

Prayer for dawn fue una de las grandes rarezas del Festival de Cannes en esta edición. Como es usual, las funciones que pasan la medianoche en el festival vienen cargadas de contenidos escalofriantes, en los que desde la violencia hasta la pornografía, se dan cita. Esta producción de Jean-Stéphane Sauvaire narra la historia de un boxeador adicto a la heroína y en ella pueden verse todos los horrores y excesos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciocho − 15 =