Establecido por la Unesco en el año 1982, el Día Internacional de la Danza se celebra cada 29 de abril y trae consigo una copiosa agenda de actividades, pues en diversas regiones del mundo, las más destacadas compañías de baile suelen tener galas alusivas a esta fecha, que surgió como iniciativa del Comité Internacional de Danza que pertenece al Instituto Internacional de Teatro (ITI/UNESCO).

La razón por la que la danza se conmemora el 29 de abril es que coincide con el natalicio de Jean-Georges Noverre, bailarín francés y profesor de ballet que se caracterizó por ser un gran estudioso de este arte, aportando notables ideas y convirtiéndose, con el paso de los años, en el responsable del surgimiento del ballet moderno.

Cada año es tradición que una personalidad de la danza redacte un mensaje que es difundido mundialmente, un texto que sirve de reflexión, estímulo y difusión de esta disciplina artística, que se practica de múltiples formas en cada rincón del planeta y que en muchos casos responde a las necesidades culturales de cada región.

La primera figura de la danza en escribir este mensaje, fue el ruso Henrik Neubauer. También han gozado de este privilegio las artistas Chetna Jaian, Doris Laine y Maïa Plissetskaïa. La cubana Alicia Alonso se convirtió en la primera bailarina latinoamericana en redactar este mensaje, texto que fue compartido con Jirí Kylián y Cyrielle Lesueur.

El argentino Julio Bocca y el español Israel Galván fueron los autores del mensaje en los años 2010 y 2015 respectivamente, y el año pasado fue el coreógrafo neozelandés Lemi Ponifasio el hombre que estuvo detrás de esta reflexión universal.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

2 × 4 =