Ya se sabe cuál es el propietario de la pintura más cara del mundo, el Salvador Mundi. Y es que el New York Times dio a conocer la información la noche de miércoles, asegurando que el cuadro es ahora propiedad del príncipe saudí Bader bin Abdalá bin Mohamed bin Farhan al Saud, según documentos a que ha tenido acceso el diario estadounidense.

La obra de Leonardo Da Vinci (1452-1519) fue subastada el pasado 16 de noviembre por la exorbitante cantidad de 450,3 millones de dólares (382 millones de euros) a través de la casa Christie’s, siendo la única pieza del artista italiano que permanece en manos privadas.

Además, el retrato que representa a Jesucristo rompió el récord del precio más alto en una subasta de arte, que ostentaba el lienzo Nafea faaa Ipoipo (¿Cuándo te casarás conmigo?) de Paul Gauguin, pintado en 1892, y que fue vendido en 2015 por 300 millones de dólares (264 millones de euros). Por su parte, ni Christie’s ni el príncipe han confirmado la versión del periódico neoyorquino, pero sí se sabe que el Salvator Mundi será exhibido próximamente en la apertura de una sucursal del Louvre en la ciudad emiratí de Abu Dabi.

La pintura será expuesta próximamente en Abu Dabi

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciseis − 14 =