La arquitecta por la Universidad Politécnica de Cartagena , Rocío Hernández Gálvez, es una de las 18 finalistas de la categoría “Trabajos Académicos” de la XI Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo por su proyecto “Centro educativo y de investigación docente en Pozohondo (Albacete)”.

El proyecto, un centro docente alternativo, lo que le convierte en una propuesta para combatir el despoblamiento rural en la localidad albaceteña.

En ese sentido, el colegio está basado en el aprendizaje a través de proyectos, con metodologías de enseñanza personalizada y colaborativa, en la que conviven en clase alumnado de distintas edades.

“Dar las mismas oportunidades a los habitantes del mundo rural” es el objetivo de este último proyecto, ideado por Rocío Hernández Gálvez, que ha emplazado en la localidad de origen de su familia”.

La Bienal, que comienza el 5 de octubre en Asunción (Paraguay), muestra la mejor de los 22 países de Iberoamérica en las categorías Panorama de Obras, Publicaciones, Textos de investigación, Trabajos académicos y Habitando Iberoamérica.

A esta convocatoria se han presentado 997 propuestas. Entre los 32 proyectos finalistas predominan los espacios colectivos: equipamientos públicos, centros culturales, docentes o recreativos.

 Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciocho − seis =