Sujetos desconocidos robaron un escudo de armas elaborado en bronce, que pesa más de 250 kilogramos, el pasado fin de semana en la entrada principal de la Asunción, en el estado Nueva Esparta.

“Repudiamos no solo a las personas que cometieron este hecho delictivo, que atenta contra el patrimonio cultural del estado Nueva Esparta, sino también contra aquellos ciudadanos que lo compran en el mercado negro”, expresó Alí Romero, alcalde del municipio Arismendi,  quien indicó que el valor histórico es superior al costo del bronce.

La pieza cultural se instaló el 15 de agosto de 1987 y es de la autoría del escultor venezolano Humberto Cazorla. 

Vale destacar que las autoridades del municipio afirmaron que es la segunda escultura robada en la península insular en menos de una semana. Los funcionarios ofrecieron una recompensa a quienes logren encontrar la pieza artistica.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

5 × 2 =