En materia de escultura, frescos y arquitectura, nadie pone en duda que Pompeya y Herculano son yacimientos capaces de guardar tesoros inimaginables, que quedaron sumergidos bajo la ira del Vesubio, erupción volcánica que borró del mapa a estas hermosas civilizaciones, en una de las catástrofes más sonadas de la historia de la antigüedad.

La Universidad de Lund en Suecia, reconstruye mediante el uso de modernas tecnologías, algunas de las villas que se encuentran en Pompeya para demostrarnos el esplendor y lujo en el que vivían algunos de sus habitantes, entre jardines decorados con fuentes y hermosas piezas escultóricas clásicas, así como piscinas; además de interiores lujosos decorados con frescos y mosaicos.

El trabajo, que es un maravilloso viaje en el tiempo, se inició en el año 2000 en el Instituto sueco de Roma, la investigación luego estuvo a cargo del departamento de Arqueología e Historia Antigua en LundLa casa reconstruida en el proyecto, pertenece al banquero Lucius Cecilius Iucundus, que además comerciaba con telas, ganado, esclavos y productos agrícolas.

Con esta misma técnica, los expertos de la Universidad de Lund reconstruyeron una taberna, una lavandería, una panadería, varios jardines donde destacan hermosas fuertes y esculturas, así como tres villas más adicionales a la de Iucundus. Otro estudio importante de esta casa de estudios sueca, es la investigación sobre el sistema de agua y alcantarillado de Pompeya.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

tres − dos =