La película post-apocalíptica de Netflix se ha convertido en todo un éxito y gran parte se debe al hecho de que nunca se puede ver el rostro de la maldad que rodea a los protagonistas del film. Sin embargo, este no era el plan.

La producción tenía preparada una especie de criatura pero tras darse cuenta de que no era lo suficientemente aterradora, el equipo de edición decidió eliminarla.

El diseñador de efectos especiales, Andy Bergholtz, publicó en su cuenta de Instagram unas fotos (ya eliminadas) del prototipo que había hecho para la película.

En una entrevista para el sitio Bloody Disgusting, Sandra Bullock dijo al respecto: “Lo vi y estaba ahí, gruñéndome. Estallé de risa, era un hombre vestido de verde con rostro de bebé”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

diecisiete − catorce =