Tres esculturas de madera del siglo XV, fueron pintadas y se convirtieron en el último escándalo de restauraciones en la localidad de El Rañadoiro, Asturias en España.

Una virgen con un manto rosa chillón, otra de pelo verde y un San Pedro estrábico fueron restauradas de forma alocada con brillantes colores.

En ese sentido, las imágenes se ve a Santa Ana con los ojos perfilados en negro y los labios carmesí, el Niño Jesús con un traje verde brillante y a San Pedro vestido de rojo y dorado, se podían ver en redes sociales buscando “Rañadoiro” .

Vale destacar que este emblemático caso recordó al “Ecce Homo” del pueblo zaragozano de Borja, el fresco restaurado en 2012 por una vecina octogenaria que se convirtió en una burla mundial al dejar a Cristo con aspecto simiesco.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

20 − 19 =