El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump,  fue representado en una escultura de madera en el poblado de Sela pri Kamniuku, Eslovenia.

El presidente de Estados Unidos fue representado en aquel país debido a que su esposa Melania es originaria de este lugar.

En ese sentido, durante una entrevista para una televisora local el responsable de la figura de Trump en madera señaló que su objetivo era generar provocación «porque el mundo está lleno de populismo».

La escultura mide siete metros de altura, tiene un traje azul y una corbata roja.

La ciudad natal de la primera dama estadunidense, Melania Trump, presumirá ahora la primera estatua de su más famosa representante, sin embargo, la escultura ha causado polémica.

El monumento se alza sobre una propiedad privada entre la vegetación y las colinas de la aldea soñolienta de Sela pri Kamniku, unos 30 kilómetros al noreste de Liubliana, la capital.

Tiene un permiso temporario y debe desaparecer para el 31 de octubre, el día de Halloween. Algunos aldeanos, disgustados por su aspecto, sugieren incendiarla ese día. «Pensé que sería una estatua, una escultura. Pero ahora todos me dicen que es una provocación», señaló Stane Supar, el dueño del terreno.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

15 − once =