El gobierno de la Ciudad de México y el escultor mexicano Jorge Marín regalaron a la ciudad de San Antonio, Texas, una reproducción de la afamada escultura “Alas de México”, con motivo de la conmemoración de los 300 años de la fundación de dicha ciudad.

La escultura será oficialmente colocada de manera permanente en el Hemisfair Park, cerca de la Torre de las Américas, en el centro de la ciudad.

Vale destacar que “Alas de México” es una pieza compuesta por un par de alas de bronce de 3.3 metros de alto por 5.1 metros de ancho, que invita al público a interactuar con ella, ya que cuando las personas se paran frente a la escultura, parecen tener alas.

Igualmente, se han realizado varias reproducciones de la escultura que se encuentran en instalaciones permanentes en otros siete lugares en cuatro continentes, incluyendo Berlín, Tel Aviv, Singapur, Los Ángeles, Quebec, Nagoya y la pieza original en la Ciudad de México.

La escultura ha ganado popularidad como parte de las instalaciones itinerantes en las que ha visitado más de 20 ciudades adicionales, incluida San Antonio.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

catorce + cinco =