Un artista nicaragüense realizó una escultura inspirada en la joven originaria de Diriamba, Carazo, Nahomy Urbina Marcenaro, mejor conocida como la Comandante Masha, quien aún con cáncer linfático fue parte de la  resistencia cívica surgida desde el pasado 18 de abril en Nicaragua.

En su momento Urbina, de 21 años de edad, informó a través de una entrevista grabada en formato video y divulgada a través de las redes sociales que dejaría el país porque su vida corría peligro, además, que se encontraba embarazada; dichas declaraciones motivaron al artista, quien asegura que la escultura también refleja su lucha “por los niños muertos” en las protestas.

“Mi lucha es por los niños muertos, esta joven está embarazada y tiene una vida en su ser; un niño que será la esperanza en mi amada patria. Un niño que abonará a la nueva Nicaragüita”, declaró el realizador.

Vale destacar que el busto de la Comandante Masha, hecho a base de plastilina, fue elaborado en tres días, mide unos 70 centímetros de alto y pesa alrededor de 80 libras.

El creador de dicha escultura prefirió omitir su nombre por motivos de seguridad, pero finalizó diciendo que como artista nicaragüense con esta escultura está “haciendo patria en el mes patrio”.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

11 + 3 =