La exhibición de una escultura de Ronald McDonald crucificado en el Museo de Arte de Haifa generó una oleada de protestas entre la comunidad. Los centenares de manifestantes acabaron enfrentándose a las fuerzas policiales israelíes y tres agentes resultaron heridos. 

Vale destacar que antes de las protestas, el ministro de cultura israelí Miri Regev se puso en contacto con las autoridades del museo para exigir la retirada de la escultura.

“La falta de respeto hacia símbolos religiosos sagrados para muchos fieles en el mundo como acto de protesta artística es ilegítimo”, expresó Regev.

El artista finlandés Jani Leinon es el autor de la obra “McJesus” que lleva meses expuesta en el Museo de Arte de Haifa, ciudad destacada en el norte del país, como parte de la exposición “Bienes Sagrados”. El lanzamiento de una bomba incendiaria fue el desencadenante de las protestas al día siguiente.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

tres + veinte =