Los robots dotados de inteligencia artificial han demostrado ser mejores en tareas aparentemente humanas, que exigen improvisación e imaginación.

Ai-Da es el sueño de toda una vida de Aidan Meller, una artista que ha vivido desde niño la pasión por el arte y siempre ha soñado con la posibilidad de crear un robot ultra-realista capaz de entender, y crear arte.

Vale destacar que este robot no recibe el nombre de su creador Aidan Meller, sino que está directamente inspirado en Ada Lovelace, considerada la primera mujer programadora de la historia, pese a que falleció en 1852, cuando aún no existían los ordenadores.

En ese sentido, Ai-Da ha pintado un retrato, por medio de la inteligencia artificial, no copia lo que ve usando una cámara, como hacen la mayoría de los robots. Este robot artista interpreta lo que ve, crea una imagen 3D del entorno e intenta plasmarla en el papel, aplicando su propio toque personal.

Ha sido desarrollado por la compañía de robótica Cornish, y sus habilidades para dibujar le han sido implantadas por estudiantes de la Univerisidad de Leeds.

Al utilizar inteligencia artificial, Ai-DA mejora a media que practica, así que con el tiempo se convertirá en mejor artista de lo que es ahora. No solo pinta cuadros, también es capaz de crear poesía usando versos famosos como modelo, e incluso la interpreta con sentimiento.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

doce + 1 =