El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro fue sensación en el mundo, pero no en el político sino el artístico. Y es que el pintor mexicano Chistian Ramos decidió retratar al mandatario criollo, usando como lienzo un objeto muy particular: el cadáver de una cucaracha.

Forma parte del controversial trabajo del artista azteca

La creación forma parte del nuevo proyecto del artista azteca, que decidió dibujar las caras de líderes mundiales, vivos y fallecidos, que de acuerdo a su criterio son los “personajes más detestables del planeta”. En estos insectos disecados se pudieron observar los rostros de Donald Trump, Vladimir Putin, Adolf Hitler, Kim Jong-un y Fidel Castro.

Ramos es popular por realizar sus retrasos sobre objetos fuera de lo común o con materiales no convencionales. Destaca las imágenes de artistas creados con pasta dental, o recrear obras de artes famosas en las complejas y hermosas alas de mariposas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 × dos =