El poeta y ensayista mexicano David Huerta ganó recientemente el Premio Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) de Literatura en Lenguas Romances 2019.

En ese sentido, Huerta dedicó el reconocimiento, a su madre por haberlo formado, a los poetas mexicanos y a sus “colegas, tan maltratados” en los últimos tiempos.

“Si uno se acerca a los grandes poetas, a los buenos poetas, su vida es más interesante, multidimensional, con más perspectivas y ciertas profundidades. El entendimiento de mentes que no son la propia mente es muy importante para quienes leen poesía”, expresó Huerta

Aseguró que tal vez su único mérito para acreditarse el premio “es escribir constante, continuamente a lo largo de mi vida, y hacerlo bien”.

Con 69 años de edad, Huerta es hijo del gran poeta mexicano Efraín Huerta (1914-1982), contemporáneo del también poeta y escritor Octavio Paz (1914-1998), reconoció la aportación de su padre en sus interés por las letras, pero destacó la figura de su madre, Mireya Bravo, como su gran guía e influencia.

“Recuerdo de niño y adolescente las conversaciones, las lecturas hechas en común con mi madre, además de la presencia de mi abuela Ana, la madre de mi madre”, apuntó.

Vale destacar que Huerta ganó dicho permio dotado con 150 mil  dólares, luego de que el jurado del galardón valoró “el ímpetu, la ambición y la fraterna inteligencia” de su obra. El autor es uno de los referentes de la poesía mexicana contemporánea. Hijo del poeta Efraín Huerta, ha impartido cursos en la Fundación Octavio Paz y la Fundación para las Letras Mexicanas, y ha sido colaborador de diversos periódicos y semanarios mexicanos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

trece − nueve =