Durante diez días a partir del 9 de febrero, la Plaza Mayor de Madrid acogerá la instalación Madrid 1.8 que fue realizada por la artista estadounidense Janet Echelman.

La pieza es una monumental escultura gigante que está hecha con una malla compuesta por capas de fibra trenzada, y mide 45 metros de largo por 35 de ancho y 21 de alto, además de contener una iluminación espectacular. Por otro lado, la fibra trenzada vibra con el viento y crea una coreografía de color ondulante.

La instalación es la última intervención artística de Cuatro Estaciones, programa de arte urbano que se ha efectuado durante 2017 en el lugar, el marco del IV Centenario de la Plaza Mayor. La peculiaridad de Madrid 1.8 es que Echelman utilizó datos científicos del terremoto y el tsunami de Japón en 2011, así como la noción de la conexión entre los sistemas naturales de la Tierra, para hacer su innovadora creación.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

18 + 2 =