El Museo de Arte Blanton en la Universidad de Texas, en Austin, sabía que tenía en su poder una pintura que requería sensibilidad, una panorámica de nueve metros de ancho del artista Vincent Valdez, que imaginaba una reunión moderna del Ku Klux Klan, un grupo de supremacía blanca.

Luego de adquirir la pintura de Valdez en el año 2016, el Blanton pasó dos años haciendo preparativos para el debut público de la obra el 17 de julio. Para exhibirla, los curadores mandaron a construir una galería especial con un letrero que advertía que la obra “puede provocar emociones fuertes”.

El personal del museo ofreció vistas previas de la pintura a profesores y estudiantes, con la esperanza de que esta divulgación preservara al museo de las críticas. Miembros del personal consultaron con más de 100 individuos y organizaciones, incluyendo la oficina del alcalde, la Liga Anti-Difamación y la Coalición de Justicia de Austin, una organización de defensa de la gente de color.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

diecisiete − ocho =