“Love is in the Bin”, la obra de graffiti del artista Banksy que fue triturada en vivo después de venderse en una subasta el año pasado, será exhibida en un museo alemán, luego de que la institución se aseguró de que su mecanismo de destrucción no funcionaba más.

Vale destacar que la pintura fue subastada originalmente como “Girl with Balloon”, la imagen de una niña que sostenía un globo rojo con forma de corazón que se ha convertido en la obra más popular del artista desde que fue realizada sobre el puente de Waterloo de Londres en 2002.

Pero en el momento en que el martillo del subastador caía, un mecanismo escondido dentro del marco trituró la mitad de la pintura, que justo se había vendido por más de un millón de libras esterlinas.

En ese sentido, el museo no cobrará al público por ver la pintura y estará disponible en la ciudad del sudoeste de Alemania hasta el 3 de marzo, antes de ser trasladada a la Staatsgalerie en Stuttgart, una galería que tampoco cobrará para verla.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

catorce − cinco =