En múltiples oportunidades, reconocidos cineastas han puesto a cotizados actores en la piel de los máximos representantes del arte universal, produciendo biopics que, en ciertos casos, han cosechado la gloria y en otros tantos solo han podido acumular severas críticas.

La joven de la perla, de Peter Webber, es considerada una de las películas más bellas de este género, y contó con la actuación de Colin Firth, interpretando a Vermeer, y Scarlett Johansson como la enigmática modelo del conocido retrato del pintor holandés.

La cinta, que fue inaugurada en el año 2003 se inspiró en la novela homónima de Tracy Chevalier, en la que la escritora norteamericana especula acerca de la verdadera historia de la joven que posó para el artista en el siglo XVII.

Una de las adaptaciones más aplaudidas de la vida de Van Gogh llevada al cine en la que se produjo en el año 1956, con el actor Kirk Douglas en el papel principal. Douglas se hizo acreedor del Globo de Oro como mejor actor, mientras Anthony Quinn se llevó el Oscar a mejor actor secundario por su participación en esta cinta, titulada Lust for Life

Julie Taymor se inspiró en el año 2002 en la biografía que Hayden Herrera dedica a Frida Kahlo, queriendo recrear la vida de la controversial artista mexicana con Salma Hayek en el rol protagónico. Aunque la dirección recibió muchas críticas, por la notable inconsistencia del film, las actuaciones de Hayek y Alfred Molina dieron aliento a la película.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cinco × cinco =