El violinista español Javier Lupiáñez integrante de la agrupación clásica Scaramuccia fue el encargado de descubrir dos piezas inéditas del reconocido compositor italiano Antonio Lucio Vivaldi, un autor que se interpreta con cierta asiduidad y que se caracteriza por la creación de obras tan notables como Las cuatro estaciones.

En un repertorio de música barroca titulado Vivaldi inédito, la agrupación clásica española llevó al escenario del teatro Kursaal de Melilla las piezas en las que se persigue el propósito de redescubrir la música barroca, así como de dar a conocer algunas piezas que nunca habían sido interpretadas sobre suelo ibérico.

Acompañaron a Vivaldi en este repertorio musical otros notables compositores como Johann Sebastian Bach y Arcangelo Corelli. Lejos de considerarse adormecida, la música barroca sigue siendo el centro de interés de notables agrupaciones musicales europeas, que continúan trabajando en este repertorio.

Un buen ejemplo es el trabajo que realiza la brillante directora de orquesta francesa Nathalie Stutzmann, quien se encuentra al frente de la agrupación de cámara Orfeo 55, un proyecto que inició en el año 2009 con un repertorio basado en la música de Vivaldi y que incluye a otros grandes exponentes de la música barroca, como Händel.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

15 − 5 =