Más de 80.000 personas han visitado la exposición Picasso en China, muestra que exhibe 83 piezas provenientes de colecciones privadas de Europa y que justo ahora se encuentra en medio de la polémica, luego de que Liang Kegang, artista y crítico de arte pekinés, pusiera en duda la legitimidad de algunas obras.

La exposición abrió sus puertas a finales de mayo en el museo Riverside de Pekín, no obstante, las acusaciones de Kegang se han hecho virales, ya que el artista asegura que muchas de las piezas inacabadas de la exposición no poseen la firma de Picasso y que son burdas imitaciones.

Liang también pone en duda las fotografías de Edward Quinn que acompañan la exposición y su reseña “Picasso Fiasco” ha puesto en jaque a los organizadores de la muestra, y a instituciones culturales de los gobiernos vinculados con el artista.

Zhang Xiaomei, la directora del museo Riverside, asegura a la prensa que las piezas expuestas son originales, y que han contado con el apoyo de la Embajada de España y de otros entes internacionales que pueden constatar la autenticidad de las obras, sin embargo, voceros de la embajada española aseguran que ellos no han promovido esta exposición.

La embajada de Italia y la Asociación cultural italiana MetaMorfosi son las implicadas en el exitoso evento, que, de acuerdo a la opinión de Liang Kegang, demuestra la poca seriedad que se le da al mercado del arte en China.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

6 − 2 =