Hasta el momento el artista malagueño Pablo Picasso sigue ostentando el título del pintor mejor vendido en una subasta. El intérprete cubista encabeza un top de 10 obras con la pintura Les femmes d’Argel, elaborada en el año 1955 y subastada por Christie’s en la ciudad de Nueva York en el 2015 por un precio de martillo de casi 180 millones de dólares.

Pero no es esta la única creación de Pablo Picasso que se encuentra en esta selecta lista, donde también aparecen los nombre de Modigliani, Giacometti y, más recientemente, Basquiat. Creaciones como Desnudo, hojas verdes y busto, Muchacho con pipa y Dora Maar con gato, consiguieron precios de venta exorbitantes en el pasado, sin bajarse de los 104 millones de dólares.

Desde el año 2004, cuando se realizó la subasta de Muchacho con pipa, Picasso ha marcado el pulso de los precios más elevados en materia de subastas. La obra superó los 104 millones de dólares y salió de las salas de Sotheby’s en la ciudad de Nueva York. Le sigue los pasos Dora Maar con gato, con un precio muy cercano, subastada en el 2006.

Además del maestro cubista, también autores como Edvard Munch y Francis Bacon han alcanzado precios muy competitivos por sus pinturas, montos que oscilan entre los 119 millones de dólares y los 142 millones de dólares. Basquiat se sumó hace nada a esta lista, con la venta de Untitled por más de 110 millones de dólares.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciocho + uno =