Este artista nacido en Turmero consiguió el Premio Nacional de Artes Plásticas de Venezuela en el año 1975 y, una década más tarde, el Premio Armando Reverón, reconocimiento que otorga la Asociación Venezolana de Artistas Plásticos

Estudio en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas, que en aquel entonces dirigía Antonio Monsantos. En el año 1951 consigue el Accésit al Premio Nacional de Pintura en el XII Salón Oficial Anual de Arte Venezolano, un reconocimiento que lo hace acreedor de una beca para estudiar en Europa.

Mario Abreu se establece en París durante casi una década, desarrollando en la capital francesa una intensa vida intelectual y dando inicio a una nueva etapa de su estética artística, ideas que trae consigo a Caracas, consiguiendo sus primeras muestras intelectuales y logrando colocarse entre los principales exponentes del arte contemporáneo venezolano.

El trabajo artístico de Mario Abreu siempre giró en torno al Realismo Mágico, el mismo universo que escritores como Arturo Uslar Pietri, Gabriel García Márquez y Miguel Ángel Asturias llegaron a describir en sus obras literarias.

Abreu falleció el 20 de febrero de 1993 a la edad de 73 años y el Museo de Artes Visuales de Maracay, hoy en día MACMA, fue bautizado con su nombre.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciseis + siete =