La bailarina uruguaya María Noel Riccetto fue el talento que resultó honrado este año con el premio Benois de la Danse 2017, un galardón que es considerado en el mundo de la danza clásica como el Oscar del Ballet. La joven dedicó el premio a su país, mostrándose muy orgullosa de este logro.

El Benois de la Danse le fue otorgado en el Teatro Bolshói de Moscú, uno de los grandes templos del ballet. El momento de la entrega del galardón fue inmortalizado por el Ballet Nacional Sodre (BNS) de Uruguay, cuerpo al que pertenece Riccetto como bailarina principal, y que difundió el emotivo momento en las redes sociales.

El personaje que le concedió a Riccetto el Benois de la Danse 2017 fue Tatina, figura principal de la obra rusa Eugenio Oneguin de Alexandr Pushkin. Durante la premiación estuvo presente el argentino Julio Bocca, actual director del Ballet Nacional Sodre, bailarín que consiguió el mismo galardón en el año 1992.

A pesar de sus reservas con el público ruso, Riccetto aceptó el desafío de presentarse en tierras eslavas, aprendiendo de esta experiencia que se trata de una audiencia muy entretenida, que además goza de un profundo espíritu crítico.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

catorce − 4 =