La pianista clásica argentina Marcela Fiorillo regresa a su país natal para ofrecer en Clásica y Moderna dos funciones de su espectáculo Piazzolla Tango, un show en el que hace una interpretación del legado del gran bandoneonista desde la perspectiva de la música académica.

De acuerdo a la opinión de Fiorillo, la obra de Piazzolla puede abordarse desde un espacio que no difiere del pianismo académico, llegando a interactuar ambos géneros y a nutrirse mutuamente uno del otro, al punto que es posible la convivencia con creaciones de Beethoven, Liszt o Ginastera.

La argentina radicada en Australia regresa a Buenos Aires para llevar a la audiencia bonaerense un amplio repertorio que se encuentra comprendido en su producción musical Piazzolla Anniversary, con conocidos temas como Adiós Nonino, Tangata o La muerte del ángel, entre otros.

La obra de Piazzolla ha sido abordada a lo largo de los años por múltiples músicos, y desde una sorprendente variedad de géneros. La razón de esta versatilidad radica en la habilidad que tuvo el compositor al anular con su “nuevo tango” la división tan estereotipada del músico académico y el músico popular.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro × 5 =