Fue la única mujer en ostentar el Premio Nacional de Periodismo y el Premio Nacional de Artes Plásticas, que además fundó y dirigió, por 30 años, el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas (Macc), desde donde se esmeró por apoyar, rescatar y conservar el arte en Venezuela.

En abril de 2016 fue homenajeada por el Museo de Arte de Miami, quienes reconocieron su trayectoria y sus años de servicio por el arte en el continente. Para el pasado 21 de febrero, el decanato de la Universidad Simón Bolívar le concedería el Doctorado Honoris Causa, que recibirá post-mortem.

Luis Benshimol reseña que Sofía Ímber marcó la pauta en el mundo del arte y la investigación en el país, lo que la hizo merecedora de la Orden del Libertador y la Medalla de Picasso por parte de la Unesco. Fue la primera latinoamericana en recibir tan importante galardón.

Además, la directiva de la Universidad Católica Andrés Bellos (Ucab) crearon la sala de investigación Sofía Ímber y Carlos Rangel además de incluir la Cátedra de Periodismo Sofía Ímber en su pensum académico.

Luis Benshimol sostiene que Ímber deja un legado intachable para la cultura venezolana, y su muerte es una lamentable pérdida para el gremio artístico y periodístico de la nación. Siempre celebraremos su vida y todo el aporte cultural que le brindó a Venezuela y al mundo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 + trece =