La Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera inició hace poco su nueva temporada, estrenando un título de Gaetano Donizetti que no es muy común en este escenario ibérico, se trata del montaje de Lucrezia Borgia, una pieza que cuenta con la participación de grandes talentos de la música lírica.

Elena Mosuc y Celso Albelo fueron los protagonistas de esta pieza. La cantante rumana, que se ha caracterizado por interpretar con gran majestuosidad a las heroínas de Donizetti, dio vida a una Lucrezia Borgia contenida y melancólica, que arrancó a la audiencia una sincera ovación.

Celso Albelo, tenor español de gran reconocimiento, compartió con Mosuc la generosidad del público, al interpretar de un modo magistral el aria T’amo qual s’ama un angelo, una de las más complejas de los repertorios operáticos, reafirmando así los atributos que posee el cantante ibérico, que goza en la actualidad de gran fama internacional.

El director de orquesta español José Miguel Pérez Sierra fue el encargado de presidir a la Sinfónica de Euskadi en esta adaptación de la pieza de Donizetti, donde también participó el Coro de la Ópera de Bilbao. El montaje estuvo a cargo de Francesco Belloto, cuya dirección de escena fue, de acuerdo a la opinión de la crítica, “tan convencional como irrelevante”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

10 − cuatro =