Hoy se cumplen 90 años de los primeros Oscar, unos premios que mucho antes de convertirse en el acontecimiento mundial de la gran pantalla y la moda, era una gala de lo más discreta.

El 16 de mayo de 1929 tuvo lugar en Los Ángeles (EEUU) la primera entrega de los premios de la Academia de Hollywood, unos reconocimientos a los que la industria cinematográfica, con apenas unas décadas de vida, llegó en pañales.

La entrega de las estatuillas, todavía sin el nombre de Oscar pero ya con una forma parecida a la actual, se realizó como parte de una cena de la Academia. Los primeros Oscar solo duraron un cuarto de hora.

Esa extrema brevedad y concisión tuvo que ver con que los ganadores de las doce categorías se conocieron tres meses antes, por lo que la ceremonia fue una simple formalidad. A esa cena asistieron 270 personas que pagaron US$ 5 de entrada y que se desarrolló en el Hollywood Roosevelt Hotel.

Los primeros actores en recibir la estatuilla fueron Janeth Gaynor y Emil Jannings, que recibieron el premio a mejores actores por su trabajo en varios largometrajes entre 1927 y 1928. Por su parte, la primera película en ser galardonada con el Premio de la Academia fue Wings (Alas), que también es el único filme mudo que ha alcanzado dicho reconocimiento. 

El Oscar cuesta un dólar. Quienes lo reciben acuerdan no vender la estatuilla sin antes ofrecerla a la Academia por este precio. Aunque la primera ceremonia fue hace 90 años, se han hecho 91 galas de los Premios Oscar.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

diecisiete + doce =