11 son las franquicias desplegadas alrededor del mundo. Impactante, emocionante y hasta escalofriante es el Museo Madame Tussauds.

Inaugurado en 1884 y desde la fecha hasta la actualidad se mantiene, tanto en su sede original en Londres, como en las últimas réplicas hechas en Viena y Blackpool.

Hablaremos un poco de algunas curiosidades que engloba este espacio que es uno y muchos a la vez, porque desde sus inicios se destacó por presentar al público las réplicas de deportistas, artistas, y personajes célebres de otras facetas. Visitarlo es trasportarse y soñar un poco.

«Madame Tussaud existió. Su nombre era Marie Grosholtz y nació en 1761 en Estrasburgo, Francia».  Se conoce también que se autoesculpió en cera 8 años antes de morir y puedes conocerla porque existen réplicas de la original –en Londres- en las sucursales desplegadas por el mundo.

Envida Madame Tussaud trabajaba con un médico esculpiendo cuerpos humanos para el estudio de la anatomía. También se desempeñó como ama de llaves. Estuvo presa tras estallar la Revolución Francesa y fue obligada a esculpir diferentes máscaras para los reyes.

Durante la guerra el museo fue bombardeado y se perdieron varias piezas, entre ellas 350 moldes de cabezas.

Los escultores de hoy día relatan que se toman más de 200 piezas para crear una réplica. Y reportan también que las medidas más fastidiosas son los pechos y el área genital, sobre todo en mujeres.

Cada cabello se inserta uno por uno, y aún no se conoce la cantidad de gente que trabaja y forma parte del equipo de lo grande y extenso que es en cada sucursal.

Anualmente es visitado por más de 500 millones de personas alrededor del mundo y solo cierra en horas de almuerzo y en las horas nocturnas. Descubrir entonces estos espacios es una invitación para la vida y para honrar a los que ya no están, disfruta y conoce a los famosos desde la otra orilla.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

15 − 14 =