La ciudad de Los Ángeles en Estado Unidos, inaugura una escultura en honor a los braceros mexicanos de seis metros de altura, conocidos como los «soldados del surco», según ha informado la cadena de noticias CNN.

La estatua de bronce ha sido inaugurada en la calle Olvera y supone el primer monumento en homenaje a un grupo de trabajadores. «Su historia no ha sido contada aún», ha indicado Jose Huizar, miembro del Consejo de la localidad.

«Mi padre fue un bracero. Todos mis tíos lo fueron y me cuentan muchas historias sobre los sacrificios que se hicieron. A veces no bebían agua en un día entero, las condiciones en los cuarteles eran horribles», ha manifestado antes de señalar que «a pesar de los sacrificios apreciaron la oportunidad porque podían conseguir algo de dinero y enviárselo a sus familias».

El término ‘braceros’ fue acuñado para referirse a millones de trabajadores provenientes de México que llegaron a Estados Unidos bajo un acuerdo laboral temporal alcanzado en 1942 para proporcionar trabajadores adicionales ante la falta de mano de obra durante la Segunda Guerra Mundial. Según los informes, el programa terminó en 1964.

«Mi padrastro, que en gran medida me crió y me enseñó todo lo que soy hoy, fue bracero», ha expresado el artista que creó la estatua, Dan Medina.

 Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

siete + 10 =