El escultor italiano Lorenzo Quinn presentó a principios de mayo su obra “Building Bridges” (Construyendo puentes) en Venecia.

El artista inauguró este trabajo en el marco de la 58ª Exposición Internacional de Arte de la Bienal de Venecia, que comenzó el pasado 11 de mayo y finalizará el 24 de noviembre.

Quinn mostró una obra monumental compuesta por seis pares de manos, cada una de las cuales representa diversos valores humanos.

“La amistad para construir un futuro juntos, la sabiduría para tomar decisiones beneficiosas para todos, la ayuda para construir relaciones duraderas, la fe para confiar en el corazón y en la valía de uno mismo, la esperanza para perseverar en esfuerzos que merezcan la pena, y el amor, la razón fundamental de todo”, explicó el artista.

La escultura de Quinn se instaló en una dársena del Arsenal de Venecia, un lugar histórico, que fue el astillero principal de las embarcaciones venecianas, y cargado de simbolismo, ya que da muestra del pasado industrial de Venecia como una de las principales potencias marítimas del continente europeo.

“Venecia es Ciudad Patrimonio de la Humanidad y una ciudad de puentes. Es la localización perfecta para difundir el mensaje de la unidad del mundo y la paz, de manera que más gente alrededor del mundo construya puentes con los de su alrededor, en vez de muros y barreras”, afirmó el escultor.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

quince + diez =