La incorporación de Miguel Zugaza como director del Museo de Bellas Artes de Bilbao luego de haber estado a la cabeza del Museo del Prado por muchos años, viene acompañada de la presentación de la colección de Alicia Koplowitz, muestra que regresa a tierras ibéricas luego de su paso por el Musée Jacquemart-André de París.

La exposición de las obras pertenecientes a la colección privada de Koplowitz está prevista para finales de julio. Aunque en oportunidades anteriores la empresaria ha cedido algunas de sus piezas para ciertas exhibiciones y colectivas, es la primera vez que pueden verse reunidas en un solo lugar una cantidad tan significativa.

Piezas de Van Gogh, Picasso y Gauguin componen esta colección, que estará en la galería parisina hasta el 10 de junio, para luego viajar a tierras bilbaínas. Se tiene previsto que en el Museo de Bellas Artes de Bilbao la muestra, que actualmente está compuesta por 53 piezas, crezca a más de noventa, en un notable recorrido que va desde el siglo XVI hasta el XX.

Pinturas, dibujos y esculturas componen esta colección, que hace parte de uno de los fondos privados más importantes de Europa en la actualidad. Alicia Koplowitz, además de ser una reconocida coleccionista, es miembro del Patronato del Museo del Prado, su catálogo privado está integrado por obras del pasado, pero también por notables piezas contemporáneas. Entre los clásicos, atesora creaciones de Zurbarán, Goya y Arellano.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

seis + 3 =