A finales de junio abrirá sus puertas el Centro Botín de Santander, ofreciendo al público español una muestra de Carsten Höller, la primera que llega a tierras españolas, la exposición, que se caracteriza por ser una de las exhibiciones inaugurales de este centro de arte, cuenta con piezas verdaderamente curiosas del artista alemán.

High Psycho Tank es muy probablemente una de las piezas más descabelladas, pues se trata de un tanque de solución salina en el que pueden estar hasta dos personas. Tiene alrededor de ocho metros cuadrados de dimensión y carga más de 500 litros de agua, a 37 grados de temperatura y saturada de sal de Epsom.

El Centro Botín ofrece a los visitantes la posibilidad de sumergirse en la obra de Höller hasta por media hora, permitiendo a las personas que deseen vivir esta experiencia la posibilidad de acceder a duchas y vestuarios.

Canary Scale es otra de las piezas más curiosas del artista germano en el Centro Botín. Se trata de jaulas colosales en las que se acoge a seis canarios machos de diferente raza. Las pajareras se encuentran unidas entre sí por una balanza y tienen la capacidad de subir o bajar, dependiendo de si las aves dentro de ellas están calmadas o en movimiento.

Elevator Bed es, muy probablemente, la pieza que exhibe el Centro Botín en su muestra inaugural, que goza de la mayor singularidad. Esta obra le permite a las personas pernoctar dentro del museo y tener acceso a un recorrido nocturno e íntimo por las instalaciones. La pieza, que consta de una cama de 2,3 metros de diámetro, está diseñada para elevarse.

Las reservaciones están disponibles a través del Hotel Real de Santander y la tarifa para pasar la noche en el museo y dormir en una cama de estas características, van desde los 250 euros a los 350 euros, dependiendo de la temporada.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

18 + Diez =