Algunas de las bibliotecas más hermosas del mundo funcionan en edificaciones que son, en sí mismas, una joya del arte. Las bibliotecas que podemos señalar como las más importantes o hermosas, deben su relevancia a la magnífica colección que albergan y a las características del recinto en el que funcionan.

El duque Guillermo-Ernesto de Sajonia fundó en 1691 la Biblioteca ducal, que en la actualidad se conoce como la Biblioteca de la duquesa Ana Amalia, considerada una de las más antiguas del mundo.

Este centro del conocimiento funciona en un hermoso edificio que exhibe la arquitectura clásica de Weimar, Alemania, al tiempo que goza de una hermosa decoración Rococó. Fue declarada patrimonio de la humanidad en el año 1998 por la UNESCO.

Compuesta por 8 edificios, la Trinity College de Dublín es una de las más hermosas bibliotecas del mundo. Su edificio más antiguo y famoso data del siglo XVIII, siendo una de las zonas más visitadas y fotografiadas de la biblioteca que forma parte del campus de la Universidad de Dublín.

La Biblioteca Foster en Berlín se caracteriza por ser una de las más bellas del mundo. Esta estructura fue diseñada por Norman Foster y se inauguró en el año 2005, lo que nos comprueba que no es necesario que el recinto sea centenario para ganarse el elogio de los especialistas. Se encuentra en la facultad de filosofía de la Freie Universität de la capital alemana, y su forma simula un “cerebro”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

20 − Doce =