Àngels Margarit tiene muy claro todo lo que quiere para el Mercat de les Flors, en ese sentido presentó recientemente la temporada 2018/19 bajo el lema “Danza desbordada”. La danza es un arte que dialoga con otras disciplinas y por eso la programación presenta muchas maneras de hacer danza desbordando el tiempo, los horarios y los públicos.

Margarit repite la fórmula de constelaciones, la primera de ellas es la Constelación Boris Charmatz; el coreógrafo francés presentará en octubre “Flip Book” y “20 bailarines para el siglo XX”, y en marzo “10.000 gestos”.

Mientras que las siguientes constelaciones serán la de Jorge Dutor y Guillem Mont de Palol; la de los denoinados “Big Bouncers”. La compañía de danza contemporánea Thomas Noone Dance sube el telón del curso del Mercat el 4 de octubre con “Closer”, una mirada a las relaciones entre el individuo y el colectivo.

Margarit, igualmente lamenta que las nuevas generaciones no conocen a grandes de la danza como a la coreógrafa norteamericana de los años noventa Meg Stuart y por este motivo presenta “An evening of solo Works” y “Violet”, dos clásicos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

20 + nueve =