Con 18 años de trayectoria la artista venezolana Karola Faría siente que finalmente recoge los frutos de lo que ha sembrado durante casi dos décadas dedicadas a la pintura decorativa, rama en la que desarrolló su propia técnica.

“Entre 1995 y 2005, hice cursos de faux finish (falsos acabados), en los que estudié las imitaciones de mármol, de piedra con esponja marina y estuco veneciano y, a partir de allí, empecé a hacer trabajos de arte, pero más tarde nació en mí la necesidad de crear mi propio estilo y dos años después, concebí las técnicas Brochart”, aseveró.

Actualmente, Faría se prepara para intervenir con su arte un espacio que le cederá el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia(Maczul).  No será la primera vez que la artista plástico de origen zuliano realice un trabajo de esas características.

“Tengo en mi haber más de unas 5.000 paredes intervenidas (aproximadamente 50 mil metros cuadrados de pintura ejecutadas) a nivel nacional e internacional en sitios públicos. Desde 2009, tengo en Maracaibo dos sedes tipo showroom”, sostuvo.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

2 × uno =