Como cada 02 de mayo, cuando se conmemora en la saga literaria Harry Potter la batalla de Hogwarts, la escritora británica que creó esta exitosa serie de novelas juveniles rindió homenaje a uno de los “caídos” en la contienda, y en esta oportunidad le ha tocado el turno a uno de los personajes más relevantes de la saga, el profesor Severus Snape.

Uno de los secretos de J.K. Rowling para mantenerse en tabloides luego de que amasara una fortuna con la saga de siete tomos que ha dado lugar a películas, parques temáticos y una obra de teatro que se presenta en Londres con las localidades agotadas, es hacer mención constantemente en las redes sociales a sus inolvidables personajes.

Fanáticos de la autora, así como muchos de sus haters, se dan cita en las comunidades virtuales para debatir acerca de los posibles giros que podría haber tomado la historia de haberse resuelto ciertos detalles de otra manera. La autora tiene ya tres años conmemorando la batalla de Hogwarts, rindiendo honores a Fred Weasley, el profesor Lupin y esta vez Severus Snape, personaje que interpretó Alan Rickman.

En determinadas oportunidades, la escritora se ha enfrascado en discusiones bizantinas con algunos de sus lectores acerca de la homosexualidad del profesor Albus Dumbledore o de la posibilidad de que Harry Potter y Hermione Granger quedaran juntos al final de la historia. Rowling tuvo que reconocer que esto último era lo más idóneo, pero se dio cuenta muy tarde.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

5 × tres =