El Instituto Stocos, compañía de danza que utiliza modelos de computación e inteligencia artificial en sus procesos de creación, participa como único socio español en un ambicioso proyecto de la Unión Europea, bajo la denominación WhoLoDance, para preservar la herencia coreográfica europea mediante sofisticadas técnicas de captura y análisis del movimiento.

Dicho proyecto, puesto en marcha hace dos años, tiene un presupuesto de tres millones de euros para un trienio y cuenta con el trabajo de otras ocho entidades además de la española de Francia, Reino Unido, Holanda, Alemania, Italia y Grecia.

Vale destacar, que el objetivo de WhoLoDance, es generar un gran banco de datos donde estén censados los movimientos base de cuatro géneros genuinamente europeos flamenco, danza clásica, contemporánea y danzas griegas para que en un futuro se puedan utilizar tanto para su estudio y enseñanza como para la creación de nuevas coreografías.

En este sentido, la labor de Stocos, es un gran ejemplo de cómo el arte y la ciencia pueden fertilizarse mutuamente.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

9 − cinco =