Amedeo Modigliani es uno de los artistas modernos mejor cotizados de la actualidad. El Palacio Ducal de Génova llevó a cabo hace pocos días una gran exposición dedicada a este artista, de la cual fueron penosamente incautadas 21 obras, por ser consideradas de dudosa autoría, empañando la exhibición y el nombre de la institución que la realiza.

La fiscalía de Génova, con motivo a esta intervención policial, se encuentra realizando investigaciones en torno a tres personas que estuvieron relacionadas con la organización de esta muestra, aunque sus datos no han sido suministrados a los medios de comunicación. La página web del palacio italiano aclaró en su web oficial el cierre anticipado de la exposición, previsto para el 16 de julio.

La sociedad internacional Mondo Mostre Skira fue la encargada de la organización de esta exposición, que aunque no corrió por cuenta del palacio Ducal de Génova, perjudica considerablemente la imagen y credibilidad de esta institución cultural. Por años este recinto italiano ha organizado exposiciones con la compañía que ahora se encuentra en investigaciones.

Carlo Pepi fue el crítico italiano que denunció el fraude. El especialista aseguró que entre más de medio centenar de obras expuestas, entre dibujos y pinturas, muy pocos eran verdaderamente legítimas. Una restauradora supervisó cuidadosamente la selección, señalando la irregularidad en al menos 21 piezas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

6 + seis =