Una escultura del legendario piloto brasileño Ayrton Senna ya se expone en el Palau Robert de Barcelona en España y próximamente se trasladará al Circuito de Barcelona-Cataluña para que los aficionados que se acerquen a la carrera de Fórmula  1 puedan deleitarse con un pieza de museo realizada por el escultor británico Paul Oz.

Recientemente cumplidos los 25 años de la muerte de Senna, en un accidente en Imola, el Circuito de Barcelona quiere rendirle un homenaje al por entonces piloto de Williams.

Vale destacar que la escultura ya está expuesta junto a un bólido del 2001, un Arrows A22 que pilotó Jos Verstappen.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

13 + 17 =